How about we skip the small talk?
Your responses are anonymous and not associated with your Grindr account
Choose as many as you like
Choose as many as you like
Finding others who fit your search, hang tight...
Oops! Something went wrong while submitting the form

Te explicamos la dinámica de la relación dominante y sumiso

Las relaciones de dominantes y sumisos parecen sencillas, pero ¿qué ocurre realmente en estas parejas? ¡Es hora de aclarar este término y demostrar quién manda!
Grindr
&
Editorial team
July 15, 2024
8
min. read
Table of Contents

En casi todas las relaciones suele haber alguien que lleva la iniciativa y alguien que la sigue. A veces, la gente describe esta dinámica de forma espiritual, siendo una persona el jardinero y la otra la flor. Otra posibilidad es que prefieran ser un amo y un cerdo que necesita unos buenos azotes. 

Tanto si se trata de elegir la cena como de ser amordazado y atado, esta dicotomía es increíblemente común. Las relaciones de dominantes y sumisos forman parte de la naturaleza humana, y cada vez están más ampliamente reconocidas.

Pero, ¿de dónde viene la relación dominante/sumiso? ¿Y por qué algunas personas cultivan dinámicas de relación dominante/sumiso más pronunciadas? Es hora de dejar de lado los complejos sobre este arquetipo de relación y descubrir qué hace que la conexión dominante/sumiso sea única y por qué es mucho más común de lo que crees.

¿Qué es una relación dominante/sumiso?

Las relaciones dominante/sumiso (D/s) consisten en dos o más personas que entran en las categorías de dominante o sumiso. Básicamente, se trata de un intercambio consensuado de poder, normalmente para aumentar la intimidad, el deseo sexual o ambas cosas. A menudo se manifiesta en el sexo, pero también puede ser algo que practiquen en todas partes, desde salidas sociales hasta ir al supermercado.

He aquí una rápida decodificación también para nuestros fans gays y queer: dominante no significa top (activo), ni sumiso significa bottom (pasivo). Hay sumisos tops y dominantes bottoms; puede que hayas oído hablar de ellos como service tops o power bottoms. Y si eso no te parece una dinámica de poder intrigante, necesitas relajarte un poco. (Los poppers podrían ayudar).

Sin embargo, el dominante suele ser el más "activo" y el sumiso el más "pasivo" en la relación, a menos que a tu dominante le guste recibir órdenes. Y para confundir aún más las cosas, algunas personas utilizan los términos top y bottom como sinónimos de "dominante" y "sumiso" (muchas gracias, heterosexuales). Estas personas no suelen referirse a una relación D/s estricta, sino más bien a su posición en el espectro general de dominante a sumiso.

Independientemente de cómo se desarrollen las cosas, siempre debe haber mucha comunicación y cuidado en estas relaciones, especialmente si se desarrollan de forma que impliquen BDSM. Todo es una negociación de poder, y básicamente cualquier actividad -sexual o de otro tipo- puede existir dentro de un marco dominante/sumiso. Todo depende de hasta qué punto los practicantes quieran incorporarlo a sus vidas.

¿Es la relación dominante/sumiso un kink?

La mayoría de nosotros hemos oído hablar de las relaciones de dominación y sumisión a través del kink o fetiche. Pero eso no significa que sea exclusiva del kink, ni mucho menos. Se trata más bien de una dinámica energética explícitamente delineada que comparten dos personas. Eso significa que el dominante puede ser un líder o un protector tanto como un papá o un ejecutor. El resultado es un intercambio de poder acordado, que puede ser verbal o tácito, pero siempre consensuado.

La dominación tampoco tiene por qué ser intensa o agresiva. Puede venir de un lugar cálido y cariñoso, y siempre debe haber un elemento de respeto y adoración mutuos, independientemente de cómo se desarrollen los matices de la relación.

Del mismo modo, un sumiso no es necesariamente el escudero del dominante, ni mucho menos. Los sumisos suelen controlar el flujo y los límites, decidiendo con qué se sienten cómodos y cuándo. Es responsabilidad del dominante transmitir eso a su relación de forma segura. Sólo a través de esta conexión de confianza pueden explorar con seguridad sus fantasías eróticas o el sadomasoquismo.

Las relaciones sumiso/dominante tampoco están necesariamente ligadas al sadismo o al masoquismo. Pero, como en cualquier olla sexy de deseo, hay una buena cantidad de superposiciones.

El sadomasoquismo consiste en causar dolor físico o emocional, normalmente para la satisfacción sexual, con actividades como azotes o humillación. Es tan posible que una pareja domiante/sumiso no tenga interés en el sadomasoquismo como que una pareja que practica el sadomasoquismo duro evite muchos de los estereotipos dominante/sumiso. Nadie tiene que vivir en una caja (a menos que le guste).

Incluso si una pareja D/s no se involucra en juegos fetichistas, las conversaciones abiertas y honestas tienen su mérito en estas relaciones. Algunas parejas también pueden establecer una lista de control BDSM o una palabra de seguridad para que su pareja sepa cuándo han alcanzado o cruzado un límite.

Tipos de relaciones dominante/sumiso

Esa es la esencia de la relación dominante/sumiso explicada. Ahora, vamos a dar una vuelta de tuerca y definir los diferentes subtipos de este estilo de relación.

Sí, acabamos de decir que nadie tiene que vivir en una caja, pero a veces las categorías ayudan a las personas a contextualizar sus vidas en relación con el mundo que les rodea. Así que con eso, aquí están algunos tipos comunes de relaciones dominante/sumiso:

Amo y sirviente

Esta dinámica se explica por sí misma: en estas relaciones, el sumiso sirve principalmente al dominante. Eso no significa necesariamente que el sexo sea el punto central. A veces, es tan suave como asegurarse siempre de que tienes la comida lista exactamente como a ellos les gusta o hacer cualquier cosa que te pidan sin preguntar.

Bondage dominante/sumiso

Esta relación es probablemente en la que piensa la mayoría de la gente cuando piensa en dominante/sumiso, pero sólo constituye una fracción de los que participan en relaciones D/s. Aún así, el bondage es bastante normal en las relaciones D/s porque implica un intercambio de poder muy físico y visceral que refuerza fuertemente los roles. 

Algunas parejas D/s practican su dinámica de poder exclusivamente a través del bondage, pero nada impide que cualquiera de estos subgrupos añada un par de esposas a la mezcla de vez en cuando. Los dominantes y sumisos que practican el bondage suelen seguir reglas similares a las de las relaciones sadomasoquistas, incluyendo el desarrollo de una palabra de seguridad y la discusión exhaustiva de los límites antes del juego erótico o perverso.

{{video-inline-cta}}

Amantes D/s

El grupo de amantes D/s se centra más en el placer y la gratificación sexual. En esta dinámica, el dominante le dice al sumiso lo que tiene que hacer sexualmente y éste se excita prestando el servicio. Esta dinámica es la clave de muchas relaciones sexuales; mucha gente practica alguna versión de esta dinámica de poder erótico sin ni siquiera darse cuenta.

Dado que esto puede implicar cierta degradación o intercambio de poder sexual, es habitual que los amantes del D/s se involucren en el cuidado posterior al juego o desarrollen una palabra de seguridad.

Cuidador/súbdito

Una dinámica más singular es la del dom que asume el papel de cuidador, mientras que el sumiso actúa como un sujeto indefenso, como un niño o una mascota. El juego consensuado por edades puede ser gratificante para los sumisos que quieren liberarse de sus ansiedades y dejar que su dom o domme (es decir, una dominante femenina) cuide de ellos. 

Por supuesto, esto no tiene por qué ser siempre sólo amoroso; en estas relaciones hay lugar para la disciplina y el castigo, pero el alcance varía mucho de una pareja a otra.

Llaveros

Las relaciones Keyholding también están relacionadas con el sadomasoquismo, concretamente con los juegos de castidad. En estas relaciones, una persona lleva un cinturón de castidad o una jaula para el pene. El otro tiene la llave física o decide cuándo puede quitárselo. También puede ser menos literal e implicar simplemente que el dom decida cuándo su sumiso puede tocarse, tener un orgasmo o tener relaciones sexuales.

Relaciones de entrenamiento

En las relaciones de entrenamiento, una persona sigue siendo el amo, pero el sumiso es menos siervo y más alumno. Esto sigue estableciendo una dinámica de poder única, pero se centra en un régimen de entrenamiento, normalmente perfeccionando las habilidades o técnicas sexuales de la persona sumisa.

24/7

24/7 es exactamente como suena: estas personas están en plena vida dominante/sumiso cada segundo del día. Por lo general, estas parejas no cambian los papeles, mientras que la dinámica en otras sí podría hacerlo. Estas relaciones son notables porque la dinámica D/s está presente en todo lo que hacen sus miembros, pero debe manejarse con cuidado. Si no te gusta, es un abuso. 

D/s femenino

Las relaciones dirigidas por mujeres, o FLRs en inglés, describen cualquier relación dominante/sumiso en la que una mujer domina a un hombre. Pueden adoptar la forma de cualquiera de las dinámicas mencionadas anteriormente, aunque la mayoría de la gente probablemente reconocerá el rol de "dominatrix".

Aunque pueden incorporar situaciones de bondage o sadomasoquismo, las FLR pueden ser tan simples como que la domme dicte el atuendo o el comportamiento del sumiso. Muchos hombres o personas con apariencia masculina se excitan con la dominación femenina, independientemente de su sexualidad, por lo que ésta acaba siendo una dinámica D/s prevalente.

Hacer bien el rollo D/s 

No importa si te inclinas por ser una figura paterna o una damisela en apuros: las relaciones D/s están a la vuelta de cada esquina, esperando a que las explores. Y con el apoyo y la conexión de la persona adecuada, podría ser la satisfacción que estás buscando. Después de todo, ¿qué puede ser más gratificante que intercambiar un poco de poder?

Si has dicho que acostarte con tu vecino que está bueno, te lo reconocemos; es un argumento bastante bueno. Afortunadamente, existe una forma sencilla de facilitar ese tipo de relación: con Grindr.

Descárgate hoy mismo la aplicación Grindr para iOS o Android, o empieza a navegar con Grindr Web. ¡Úsala para buscar dominantes y sumisos en tu zona ahora mismo!

Share this article

Find & Meet Yours

Get 0 feet away from the queer world around you.
Thank you! Your phone number has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
We’ll text you a link to download the app for free.
Table of Contents
Share this article
“A great way to meet up and make new friends.”
- Google Play Store review
Thank you! Your phone number has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
We’ll text you a link to download the app for free.
“A great way to meet up and make new friends.”
- Google Play Store review
Discover, navigate, and get zero feet away from the queer world around you.
Already have an account? Login

Browse bigger, chat faster.

Find friends, dates, hookups, and more

Featured articles

Related articles

Find & Meet Yours

4.6 · 259.4k Raiting